El aislamiento térmico de una vivienda

Aislamiento de vivienda

Hay viviendas que parece que, por mucha calefacción o aire acondicionado que tengan, nunca se consigue dejar de pasar frio o calor. La mayoría de veces el problema viene por el aislamiento de la vivienda, por ser deficiente, o inexistente en algunos casos. Si estás valorando hacer una reforma de tu vivienda, es un punto muy a tener en cuenta, de cara al confort que vas a ganar una vez tengas tu casa terminada.

No sólo eso, si no que teniendo una vivienda bien aislada vas a conseguir ahorrar dinero al gastar menos energía en mantener a la temperatura idónea tu casa. De entre todos los trabajos que se realizan en una reforma, el aislamiento es sin duda uno de los trabajos más importantes, y con frecuencia una de las áreas que menos se analizan al planificar los trabajos.

¿Por donde se pierde la energía en mi vivienda?

Cada caso es único, pero las pérdidas se producen por las siguientes razones:

  • Paredes y fachadas: éstas suelen ser las mayores causantes de pérdida de energía, especialmente en viviendas exteriores, pudiendo representar el 35-40%.
  • Techos y suelos: estos elementos causan una pérdida importante al ser la mayor superficie de contacto con zonas exteriores a la vivienda, suponiendo el 30-35%.
  • Puertas y ventanas: a pesar de representar un porcentaje pequeño de superficie, hasta el 15% de la pérdida de energía se puede ir por las ventanas y puertas.
  • Filtraciones de aire: cualquier resquicio de la vivienda por el que pueda entrar y salir aire provoca una pérdida de energía. En una vivienda normal suele rondar el 10%

¿Y cómo mejoro el aislamiento de mi vivienda?

Aunque como decimos cada reforma es única, cuando buscamos mejorar el aislamiento de una vivienda analizaremos una serie de iniciativas. Debajo compartimos algunos ejemplos:

  • Si trabajamos en una vivienda exterior con fachada al norte, nos aseguraremos que las ventanas exteriores son (como mínimo) de doble acristalamiento con aislante térmico. Además podremos estudiar la posibilidad de trasdosar (añadir un revestimiento de pladur con aislante), los muros de fachada para incrementar la protección
  • Si nuestra reforma se realiza en un ático, tendremos que prestar especial atención al aislamiento de techos, estudiando la posibilidad de incorporar materiales de aislamiento multicapa. Combinados con cámaras de aire reflejarán la temperatura exterior protegiendo nuestra vivienda
  • En el caso de trabajar en una planta primera que se sitúe encima de un garaje, será de máxima importancia la instalación de un aislante previo a la colocación del pavimento

Las técnicas anteriores se pueden utilizar en conjunto y ejecutar con otros elementos (e.g., recuperador de calor). Con esto conseguimos maximizar el aislamiento y lograr que nuestra vivienda se acerque todo lo posible al estándar PassivHaus. Más sobre este tema en nuestro post

En Dosplanos estamos especializados en la reforma y aislamiento de viviendas, y contamos con expertos con experiencia demostrable que te podrán asesorar en todos los aspectos de la reforma. Contacta con nosotros si quieres que te demos presupuesto sobre la reforma de tu vivienda.