Inversión inmobiliaria en Madrid – Parte 2: Planteamos la reforma

IMG-20200801-WA0027

Después de haber realizado la compra del inmueble que os contamos en la parte 1 de esta serie, tocaba ponerse manos a la obra y plasmar el proyecto que teníamos en mente.

En Dosplanos hemos realizado proyectos de todo tipo, con lo que tenemos experiencia en reformas integrales de pisos para inversión. Hemos trabajado con varios clientes que se dedican a la inversión inmobiliaria, con lo que sabemos qué se busca a la hora de realizar una reforma de este tipo. Te detallamos algunos puntos que son importantes:

  • Calidad: Una reforma no puede abaratarse a través de reducir en calidad de materiales o mano de obra. Al final se trata de que el cliente final esté satisfecho con el producto que le ofrecemos, y más si cabe cuando estamos hablando de algo como puede ser una vivienda. Todos los trabajos de la reforma se tienen que realizar con el mismo nivel de calidad que cualquier otra obra, para no comprometer el resultado final. Lo mismo se aplica a los materiales utilizados en la obra.
  • Plazos: Uno de los puntos más importantes para un inversor es el plazo. Una operación puede ser muy atractiva si se obtiene un beneficio moderado en un periodo corto de tiempo. Cuanto más se alargue ese tiempo, menos rentabilidad se le acabará sacando al dinero invertido, ya que su capital estará atado a ese activo, y no podremos volverlo a invertir hasta que recuperemos la inversión. Esto significa que el proyecto tiene que ser muy rápido, para conseguir maximizar el beneficio de la inversión.
  • Estilo: Buscamos una casa que agrade a todo el mundo en el momento de ponerla en el mercado, con lo que tenemos que hacer una reforma que sirva como base para poder personalizarla a través de la decoración de la misma. Esto implica elegir diseños modernos pero sencillos, usando colores neutros y materiales como el suelo o los alicatados, que conjunten con la mayoría de estilos de decoración. La personalización de la casa puede venir después con pintura, papel pintado, vinilos, y un sinfín de opciones más. Nosotros nos encargamos que dejar el lienzo preparado.
  • Distribución: En una entrada anterior del blog hablábamos de la importancia de la distribución de una vivienda. Hemos aplicado todos los puntos que mencionábamos, y la distribución ideal que hemos visto para este piso se trata de hacer 3 habitaciones, cada una con armarios empotrados, un baño, un aseo, y la zona principal en la que se encuentra el salón y la cocina. Es el compromiso perfecto entre el espacio del que disponemos y la versatilidad que queremos. Con esta distribución podemos cubrir la mayoría de necesidades de los potenciales clientes que puedan estar interesados en este piso.
  • Costes: Al igual que los plazos, el coste de la reforma es uno de los factores más importantes a la hora de embarcarse en un proyecto así. En un proyecto como este lo ideal es hacer un control exhaustivo de costes para poder elegir la mejor relación calidad precio, y hacer una búsqueda extensa de materiales, para ver cuál es el que ofrece las mejores prestaciones-diseño-calidad a un precio ajustado. Con esto conseguimos no comprometer la calidad de la reforma en ningún momento, pero sí ajustar los costes al máximo para que eso se pueda convertir en rentabilidad.

Teniendo en cuenta todos estos puntos, trazamos un plan de proyecto en el que teníamos decididos los materiales desde el principio del proyecto, y hizo un planning de todos los oficios que tenían que pasar por la obra. Todo pensado y organizado para que no haya tiempos muertos en la obra, ni retrasos por entregas de materiales o falta de disponibilidad de profesionales, aún en estas fechas de verano. El plazo de ejecución del proyecto se fija una vez estudiado todo en 6 semanas, empezando la segunda semana de agosto, y terminando en la última semana de septiembre.

En la próxima entrada os hablaremos de la ejecución del proyecto de reforma, para que podáis ver cómo se gestiona una reforma integral en unos plazos tan ajustados.